Un grado más en calefacción. 7% más de consumo.

Ahorrar Calefacción

La temperatura idónea en casa ha de ser de 20 o 21 grados. Más grados implica, mayor coste.

La ola de frío de estos días está causando estragos en muchas poblaciones del país. Y este frío polar provoca un consumo masivo de la energía de nuestro hogar. Sin duda Diciembre, Enero y Febrero son los meses con los picos más altos en la economia doméstica. Desde AEVOCC os vamos a mostrar algunas pistas y consejos para sacar el máximo provecho a los radiadores.

Comprar RadiadorLo primero a tener en cuenta es no pasarse con el calor. Y es que por cada grado de más se incrementa un 7% el consumo energético. Pero es que lo mismo ocurre en verano con cada grado más frío en el aire acondicionado. Así que cuidado al girar la rueda de la temperatura. Pero esto no es todo.

No es recomendable que la temperatura de tu hogar esté a más de 21 grados. Obviamente cada familia es un mundo, así que para los más calurosos estarán bien con 19 grados y los más frioleros se encontrarán más a gusto con 22. Pero no más. Tener más de 25 grados en invierno es insano. Notarás más cansancio y provoca dolor de cabeza, incluso agobio. Lo ideal es estar en casa con un jersey fino durante el invierno.

Encender la calefacción durante un tiempo corto y a mucha potencia, no es recomendable. Poner la calefacción a tope dos o tres horas al llegar a casa no es bueno.

Cuando hace tanto frío la primera hora de calefacción en casa ni se nota porque a los radiadores les cuesta coger calor. Y si al cabo de dos horas los apagas el poco calor acumulado se escapará también rápidamente. El problema es que en dos horas a las paredes y a los muebles no les da tiempo a coger el suficiente calor porque se parte de una temperatura de inicio muy baja.

Ahorrar CalefacciónLos especialistas en consumo energético aseguran que una calefacción encendida las veinticuatro horas gasta menos que si le pegamos dos o tres calentones diarios de un par de horas cada uno. Es decir, lo ideal es tener el radiador a unos 17 grados cuando no se está en casa y en los ratos en los que se está, subirlo a 20 o 21 grados. De esa manera consumirá menos, porque no se le pegarán arreones bruscos. Es decir, se recomiendan dejarlos encendidos incluso si se va a estar dos o tres días fuera de casa.

Por último, se recomienda ventilar todos los dias el hogar. Sí. Por mucho frío que haga fuera. Hablamos simplemente de 10 minutos.  Eso sí, no hay que ventilar nada más levantarse porque a las siete u ocho de la mañana hace mucho frío fuera y si abrimos las ventanas en ese momento el calor se escapará rápidamente. Es mejor esperar a las doce del mediodía, que es cuando se registran normalmente las máximas diarias.

 

Pol-Xavier

Pol-Xavier

Técnico en Clima, Calefacción y Energías Renovables

Leave a Response

* Campo obligatorio